diabetes salud oral

La diabetes es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. El motivo principal es la disminución de la secreción de insulina, que es la hormona encargada de que la glucosa entre a las células para suministrarles energía.

La diabetes puede llegar a afectar la salud bucal del paciente y está muy relacionada con ella, especialmente con la salud de las encías y el soporte de los dientes.

La insuficiencia de insulina hace que aumente la concentración de azúcar en sangre, algo que se manifiesta también en la saliva. Cuando esto sucede, favorece la formación de placa bacteriana, el desarrollo de caries y de enfermedades de las encías o periodontales (Gingivitis y Periodontitis).

Está demostrado que las personas con diabetes son más propensas a padecer gingivitis o periodontitis y que, del mismo modo, las enfermedades periodontales contribuyen a que la diabetes sea inestable. Por ello la visita periódica al dentista es fundamental para la salud de los diabéticos.

Hay muchos pacientes que ignoran que son diabéticos y padecen problemas como gingivitis y periodontitis que evolucionan mal y desconocen la causa. Por ello la detección temprana de la diabetes y su correcto tratamiento es importantísima para la salud bucal.

Asimismo, otro problema de salud oral causado por la diabetes es la llamada xerostomía o síndrome de la boca seca. Esta afección se da cuando no se produce suficiente saliva y conlleva problemas de masticación, deglución o fonación.

El Dr. Galván ha hablado de la relación entre la diabetes y la salud oral en las Jornadas de Formación e Información que ADIVA ha organizado esta semana. El doctor ofreció una conferencia sobre La importancia de la diabetes en la salud bucal y de la salud bucal en la diabetes.

conferencia diabetes adiva

Consejos de salud dental para diabéticos

Para que la persona diabética mantenga una boca sana, debe seguir estos consejos:

  • Tener una correcta higiene bucodental. Cepillarse los dientes tres veces al día y hacerlo de forma correcta es fundamental para todo el mundo, pero más para aquellas personas con diabetes. Es recomendable usar un cepillo blando y pasta dental con flúor.
  • Hidratarse constantemente para evitar la xerostomía y la sensación de sequedad bucal.
  • Eliminar el consumo de tabaco. Para los diabéticos el hábito de fumar tiene peores consecuencias que para el resto de personas, además, también empeora la enfermedad de las encías.
  • Hacer ejercicio físico diariamente como parte importantísima de los hábitos saludables.
  • Visitar periódicamente al dentista para prevenir y controlar la aparición de enfermedades como la gingivitis o la periodontitis.
Suscríbase a nuestro boletín para estar al atnto de ofertas, descuentos, promociones y las últimas novedades de la clínica.
Fields marked with an * are required