noticias-clinica-galvan

Consejos sencillos que ayudan a asegurar sonrisas sanas

Su periodoncista y su personal colaborador, pueden darles consejos para mejorar la salud oral de su familia, incluyendo la demostración apropiada de técnicas de cuidado en casa:

  • Conozca qué medicaciones se están utilizando por los miembros de la familia y hágaselo saber a su profesional. Muchos medicamentos pueden secar la boca, lo que puede causar una mala respiración y eventualmente enfermedades periodontales.
  • Si está pensando en quedarse embarazada, vaya a ver a un periodoncista. Aproximadamente un cuarto de las mujeres en estado tiente periodontitis, lo que puede poner a sus bebés en peligro. De hecho, tienen siete veces más probabilidad de un pato prematuro y un bebé de bajo peso.
  • Controle si algún miembro de su familia tiene el hábito de apretar o rechinar los dientes. Rechinar puede fracturar o astillar los dientes y puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedad periodontal.
  • Los dentistas pueden hacer aparatos o férulas de noche que previenen el rechinar y apretar mientras se duerme.
  • Hasta un 30 por ciento de la población puede ser genéticamente susceptible de desarrollar una severa enfermedad periodontal. El examen genético podría llevar a una pronta identificación y tratamiento de pacientes de riesgo.
  • Esté al tanto de si su familia bebe mucha agua embotellada, ya que puede que estén perdiendo la fluoración que se añade al sistema de agua pública desde hace varias décadas.
  • Los niños que beben agua fluorada tienen hasta un 50 por ciento menos de espacios edéntulos que los que no la beben.

Información confeccionada tomando por base la facilitada por la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, SEPA y la Academia Americana de Periodoncia, AAP.
Esta información no debe ser considerado como un sustituto de los cuidados y consejos terapeúticos que pueda suministrarle su periodoncista en función de las características personales de su caso.

Consiga una salud oral óptima en su familia

Los investigadores sugieren que la enfermedad perio-dontal puede ser transmitida a través de la saliva. Esto significa que el contacto con saliva entre familiares, pueden poner a los niños y a las parejas bajo el riesgo de contraer la enfermedad periodontal que padezca algún miembro de la familia.

Basada en esta investigación, la Academia Americana de Periodoncia, AAP, reconoce que el tratamiento de la enfermedad de la encía puede envolver a familias enteras. Si un miembro de la familia tiene enfermedad periodontal, la AAP recomienda que todos los componentes de la familia acudan a un profesional para un estudio de investigación periodontal.

Los padres también deberían estar advertidos de que la enfermedad periodontal no es solamente un problema de salud en los adultos. De hecho, los estudios indican que la gingivitis se encuentra casi en todos los niños y adolescentes.

Las gingivitis son el primer nivel de las enfermedades periodontales. Que son el producto de infecciones bacterianas de la encía que progresan en el tiempo y avanzan con la edad.

Para asegurar una salud dental de adultos, deben establecerse buenos hábitos de salud oral desde niños. Los padres pueden fomentarlos en casa a los niños. Por ejemplo, pueden recompensar a sus hijos no sólo cuando se les cae un diente, sino también cuando reciben una buena noticia de su dentista, respecto a su salud dental.

La evidencia muestra que el riesgo de padecer enfermedades periodontales puede incrementar durante la adolescencia debido a la ausencia de motivación en la práctica de la higiene oral. Los niños que mantienen sus buenos hábitos en esos años adolescentes tienen más probabilidad de continuar cepillándose y utilizando la seda que los niños a los que no les enseñaron un cuidado dental apropiado.

Las periodontitis (conocidas como piorrea) son un grupo de enfermedades que conllevan la pérdida de dientes en los adultos. Además, la investigación las ha relacionado con otros problemas de salud más serios como la diabetes, enfermedad cardiovasvular y respiratoria, y nacimientos prematuros, con niños de bajo peso.

Los periodoncistas recomiendan recordar lo básico. Reemplazar los cepillos de dientes cada pocos meses o cuando las cerdas empiezan a verse deterioradas. Utilizar la seda dental diariamente para acabar con las colonias de bacterias entre los dientes, que puede causar la enfermedad. Y, buscar la ayuda del equipo de profesionales de la salud dental, tanto para el cuidado dental mediante profilaxis (limpiezas), como para el diagnostico precoz de la enfermedad periodontal, con frecuencia.

Suscríbase a nuestro boletín para estar al atnto de ofertas, descuentos, promociones y las últimas novedades de la clínica.
Fields marked with an * are required