Las carillas de porcelana son unas finas láminas de cerámica que se adhieren a la superficie de los dientes y refuerzan y mejoran su apariencia.

Es una de las técnicas de Estética Dental más efectiva y sencilla para mejorar la sonrisa del paciente.

carillas

¿Quién puede usar carillas dentales?

Normalmente se hacen para corregir fallos cosméticos y de posición, incluyendo: malposiciones, tinciones, fracturas, diastemas (espacios entre dientes), corrección de tamaños, desgastes, etc.

  1. Malposición. Las carillas pueden cubrir el diente del paciente que sufre una malposición. En los casos de malposiciones severas será necesario un tratamiento de ortodoncia previo para alinear los dientes y mejorar su disposición y alineamiento antes del tratamiento con carillas.
  1. Roturas parciales de los dientes. Si tiene un diente parcialmente roto el tratamiento con carillas dentales es ideal para recuperar la forma, volumen y estructura de diente fracturado.
  1. Decoloración dental. Las carillas dentales ayudan a recuperar el color natural de los dientes, cuando estos presentan manchas o decoloraciones producidas por algunos alimentos, hábitos como el tabaquismo o incluso medicamentos (tinciones por tetraciclinas). En los casos de decoloraciones severas puede ser necesario la ayuda de un tratamiento de blanqueamiento previo a la colocación de las carillas.
  1. Diastemas. Los diastemas son los espacios o separaciones existentes entre los dientes. La realización de carillas de porcelana es una de las mejores opciones para cerrar dichos espacios con grandes beneficios para la estética dental.

La colocación de la carilla dental es un proceso muy meticuloso ya que las láminas de porcelana son muy finas y, por lo tanto, frágiles hasta que se adhieren al diente. Una vez adheridas tienen mucha resistencia.

Gracias a la buenísima adhesion al esmalte podemos confiar plenamente en la durabilidad de este tratamiento. Nuestro especialista en Estética Dental le dará una serie de recomendaciones para su buen uso y mantenimiento

Ven y consúltanos si las carillas son una buena solución para tu sonrisa o podemos aconsejarte otras alterativas. No todos los pacientes son indicados para recibir este tratamiento.

Hay que tener en cuenta las necesidades globales de la boca del paciente, la estética es muy importante pero siempre debe de ir acompañada de una buena oclusión para lograr la adecuada función masticatoria.