Cirugía oral

Es una rama de la odontología que incluye el tratamiento quirúrgico de las estructuras bucales.

¿Cuáles son los tratamientos más comunes de la cirugía oral?

Algunos de los tratamientos más comunes de cirugía oral son los siguientes:

  • Biopsias
  • Extracciones
  • Modelados óseos
  • Injertos
  • Dientes incluídos

Biopsias

La biopsia es un procedimiento diagnostico mediante la remoción de tejido vivo para el estudio macro y microscópico, que se puede realizar en el consultorio dental cuando se quiera hacer el diagnostico definitivo de alguna patología bucal.

La biopsia de la mucosa bucal, en la atención dental, está indicada:

  • Para lesiones que no pueden ser diagnosticadas por otros métodos
  • Como ayuda en evolución diagnostica de enfermedades infecciosas, nicóticas y bacterianas.
  • En lesiones con sospecha de cáncer
  • Cualquier lesión de aspecto clínico compatible con ulcera, ulceración, erosión, ampolla, y que no muestre evidencia de curación en 5 a 10 días.
  • Nódulos de crecimiento rápido.

Extracciones

En muchas ocasiones la extracción dental es un procedimiento sencillo, pero ello se logra aun mejor si se realiza minuciosamente y con un protocolo cuidadoso y aséptico, cuando se trata de dientes temporales es especialmente necesario que el niño no note ninguna molestia para generar un buena experiencia.

En ocasiones, una extracción dentaria puede ser compleja y dificultosa desde el punto de vista quirúrgico por lo que es necesaria la participación de un odontólogo con experiencia o de un especialista en Cirugía Oral.

El equipo de profesionales de Clínica Galván cuenta con una amplia trayectoria para tratar con eficiencia y confort estas situaciones bucales.

Las extracciones complejas requieren un especial cuidado y habilidad técnica, especialmente para aquellos dientes que están totalmente destruidos y solo queda la raíz incluida dentro del hueso, pacientes que requieren extracciones a traumáticas para preservar el hueso de cara a recibir implantes, pacientes con enfermedades sistémicas importantes, trastornos de la coagulación de la sangre, pacientes que han recibido radioterapia, etc.

cirugia oral

Modelados óseos

Es un tratamiento que persigue remodelar el volumen y forma de los huesos de los maxilares.

Las circunstancias mas típicas son cuando se precisa exponer mas diente al exterior, situación muy típica cuando se necesita restaurar un diente con caries o deterior muy cercano a la encía o incluso por debajo del nivel de la encía.

También son frecuentes los tratamientos de osteoplastia para modificar la forma del borde óseo de los maxilares, bien por presencia de defectos reparativos, irregularidades o exostosis (callos óseos). Que dificultan el uso de las prótesis removibles que se apoyan sobre ellos.

Injertos

El injerto de hueso es un procedimiento quirúrgico que reemplaza el hueso faltante a fin de reparar lesiones o crear condiciones que posibiliten tratamientos para rehabilitar funcional y estéticamente sus arcadas.

Los injertos óseos pueden ser:

  • Autólogos (hueso del propio paciente),
  • Aloinjerto (hueso de un banco de huesos humanos),
  • Xenoinjerto (Hueso desmineralizado de origen animal).
  • Sintético (hidroxiapatita u otros materiales biocompatibles).

Dientes incluídos

Un diente incluido es un diente que no ha erupcionado y permanece bloqueado, parcial o totalmente, en el hueso de los maxilares.

Por lo general, los dientes más afectados son las muelas del juicio y los caninos superiores.

Un diente suele permanecer retenido e incluido por existir una falta de espacio entre los dientes vecinos, típico de los colmillos, o por que el diente crezca en una dirección equivocada u otro diente impida su salida, situación típica en las muelas del juicio.

Un diente incluido debe ser vigilado y si plantea problemas inflamatorios debe ser eliminado. En el caso de los colmillos es frecuente que puedan recibir ayuda para erupcionar mediante exposición quirúrgica de su corona y posterior tracción ortodóncica.