ATM oclusión y traumatología dental

Los trastornos ATM son problemas en forma de dolor, ruidos articulares e imposibilidad funcional derivada de una mala función de la articulación temporomandibular (ATM), que es el sistema donde se articula la mandíbula al cráneo.

Esta articulación presenta una alta complejidad debido a los movimientos que realiza de apertura y cierre, traslación y lateralización de la mandíbula.

¿Qué tratamientos ofrecemos para ATM y traumatología dental?

  • Ferulizaciones extracoronarias e intracoronarias
  • Ferulas Michigan
  • Ferulas de ronquidos
  • Protectores deportivos
  • Diente fracturados y perdida dental traumatica

Ferulas Extracoronarias

Es el tipo de retención fija más utilizada. Se trata de cementar una barra lingual fija en las caras internas de los dientes, por lo que son poco visibles, y así evitar movimientos de recidiva.

Ferulizaciones intracoronarias

Este tipo de retencion sera elegida en casos de mayor movilidad dentaria o en los casos en los que la oclusion no permita una ferulizacion extracoronaria.

Se trata de crear un canal en la cara interna de los dientes y cementar una barra lingual fija en su interior, por lo que no son visibles, y así evitar movimientos de recidiva.

Férulas Michigan

El bruxismo es apretar o rechinar los dientes causando desgaste dental. Se hace de manera inconsciente de noche o de día sin que nos demos cuenta.

La férula de descarga Michigan es una pieza de plástico fabricado con resina acrílica y reconocida como el mejor instrumento para modificar la oclusión del paciente y plantar cara a las negativas consecuencias que comporta el bruxismo en los que lo padecen.

Esta férula está fabricada por nuestros expertos de manera personalizada con tal de conseguir una perfecta adaptación a tus dientes y a tu boca. De esta forma conseguimos evitar cualquier incomodidad mientras protegemos los dientes del paciente y evitamos la sobrecarga muscular.

El funcionamiento de la férula de Michigan es muy sencillo. Se coloca en una de las arcadas de la boca, normalmente la superior, de manera que cubre total o parcialmente los dientes. Efectúa una función de separación mecánica de los dientes repartiendo las energías transmitidas provenientes de la fuerza oclusal propia del bruxismo.

Esta disipación de las fuerzas no solo evita el contacto directo de los dientes promoviendo su integridad, sino que también provoca una relajación de los músculos faciales y alivia la tensión de la articulación temporomandibular. De este modo, al evitar la sobrecarga y sobretensión miofascial evitaremos también los dolores no solo de la mandíbula sino también los dolores de cabeza, cuello y cervicales.

Protectores deportivos

Los beneficios del uso de los protectores deportivos han sido bien documentados. Estudios han mostrado que por ejemplo, en deportes como el futbol americano donde el uso de los protectores es obligatorio, solamente el 0,7% de todas las lesiones involucraron los dientes y la cavidad oral.

Por el contrario en una actividad deportiva como el basquetbol donde no se usan los protectores, el 34% de todos los traumas involucraron dientes y cavidad oral.

Obviamente las lesiones dentales pueden ser significativamente reducidas si los niños, adolecentes y adultos que están envueltos en actividades deportivas usan protectores bucales.