La Sedación Consciente por vía Oral se consigue mediante la administración de un medicamento sedante para tomar por vía oral antes del procedimiento previsto. Cuando el medicamento hace efecto, usted se tornará extremadamente relajado, sintiéndose en un estado similar al sueño a lo largo del todo el tratamiento y estando siempre bajo el control de nuestro equipo de expertos. Una vez que los efectos del medicamento desaparezcan, la mayoría de los pacientes no sienten molestias o efectos residuales de la visita al dentista.

  • La sedación oral tiene como ventajas el ser un método simple, fácil de aplicar, seguro y económico,
  • Si se utiliza como medio principal de sedación tiene algunos inconvenientes:
  • La administración se delega en el propio paciente o en los familiares.
  • El nivel de sedación es impreciso por la dificultad de encontrar una dosis correcta para el momento que se necesita.
  • Sus efectos pueden durar varias horas después del tratamiento, por lo que suele ser recomendable tomarse el día libre.
  • Una vez realizada la toma del medicamento los efectos no son reversibles y si por alguna razón el tratamiento no pudiera realizarse, sentiría los efectos sin sentido pues la situación no es reversible.
  • La somnolencia que ocasiona esta medicación le impedirá conducir y realizar ciertas tareas. Para acudir a la cita es absolutamente recomendable que alguien le acompañe a la clínica, en su regreso a casa y que permanezca a su lado hasta que haya recuperado completamente.

Por lo general la Sedación Consciente exclusivamente por vía oral (o alternativamente por vía rectal) No suele utilizarse por sus efectos impredecibles.